Galería

Max Sepúlveda

Arte textil

El artista utiliza la metodología activo-participativa en donde él y la comunidad generan un proyecto artístico común inspirado en los procesos de reflexión colectiva del contexto, la realidad y problemáticas territoriales. De esta forma el proyecto es de profundo sentido para la comunidad y en donde sus prácticas locales se relevan como fuente de inspiración para la obra de arte contemporánea.

Junto a la comunidad buscar generar espacios de reflexión social, críticas, y mejoras sobre la realidad del territorio y su comunidad; su principal estrategia para desarrollar el intercambio de conocimientos, el trabajo de roles y la cooperación del colectivo es la facilitación de una experiencia humanizadora en donde el amor, el respeto y el apoyo mutuo es fundamental. Lograr vincular a la comunidad desde la sensibilidad, al generar lazos que van más allá de lo cotidiano, en donde esa vinculación se da en lo simple de una mateada o convivencia, en el caminar y reconocer juntos el territorio, en el intervenir espacios naturales y culturales, en la participación de sus eventos comunitarios, en la organización de actividades orientadas a los niños y niñas, y en la inserción del artista en el territorio.

En este sentido los textiles son un poderoso aliado en su estrategia, ya que, estos producen gran interés y convocatoria en todos los proyectos relacionados. La experimentación textil, el color y los diseños gráficos nos permiten generar y plasmar una narrativa colectiva de interés común.

Max Sepúlveda es un artista visual, artesano y gestor cultural nacido en 1974 en San Vicente de Tagua Tagua, Chile. Posee un vasto trabajo creativo y productivo en el ámbito de la alfarería, cerámica, textiles, arte colaborativo y dirección de arte de audiovisuales. Su formación ha sido con maestros artesanos y artistas visuales latinoamericanos y también en Universidades de Chile, Argentina y México. 

Junto a la producción de obras, talleres, seminarios, clínicas y demostraciones en ciudades de esos países, suma a su experiencia el trabajo de arte colaborativo y arte comunitario desarrollado en las regiones de Antofagasta, Los Ríos, Valparaíso y O’Higgins en Chile, como también en Costa Rica, México, Uruguay y Colombia.

Concibe el arte comunitario y colaborativo como una poderosa herramienta de transformación social, terapia y alimento para el alma. Su inspiración viene de los lugares en donde desarrolla sus obras individuales, obras colaborativas y talleres de trasmisión de conocimientos en los cuales plasma temáticas sociales, el patrimonio natural y cultural con el objeto de visibilizar, valorar, proteger y revitalizar las identidades del territorio y la cultura que habita.

Conoce otros artistas